Por qué debes cuidar tu piel en verano

Mujer en verano

Tiempo de verano, tiempo de calor y ambiente seco y en algunos sitios la humedad relativa del aire desciende a niveles muy bajos. Y en las zonas cerca del mar el ambiente se satura de humedad y se suda continuamente haciendo que la piel también sufra mucho. Nuestro equipo médico te da las claves para cuidar tu piel en verano y evitar que sufra.

La piel es la barrera natural, junto con las mucosas, que aísla nuestro mundo interior del exterior protegiéndonos de la acción de los agentes físicos como el frío, el calor, la humedad, la sequedad o el viento. De no ser así nos deshidrataríamos muy rápidamente con el calor del verano o con el sudor. Y la sequedad que acompaña al calor puede facilitar que se hagan grietas, heridas o lesiones en la piel y las bacterias, los virus y los hongos aprovechan esas grietas para hacer sus colonias y atacarnos.

Aloe vera, el mejor aliado para tu piel

Los días de calor también inducen a que el viento se mueva a ciertas horas del día, por lo que la piel sufre el roce y, por lo tanto, el desgaste que provoca. Si ponemos una crema de aloe vera, como la Dermo Bio en el cuerpo o la Dermo Cosmética en la cara y el cuello, se forma una barrera protectora sobre la piel y así podremos disminuir ese efecto.

Pero además, en los días de más luz y calor solemos hacer actividades al aire libre, lo que aumenta el roce de la piel con la ropa, el calzado o las zonas en las que la piel no está cubierta. El buen tiempo invita al baño y si lo hacemos en el mar o en la piscina podemos sufrir el efecto de las sales del mar o de los agentes que mantienen el agua de las piscinas limpia.

Repara las lesiones

Otro de los inconvenientes del verano es el aumento de insectos de todo tipo y no es extraño que en algún momento tengamos una picadura de los molestos mosquitos o de alguna avispa, abeja o araña. En estos casos conviene tener siempre a mano la crema Dermo Therapeutic porque si la ponemos de inmediato, las picaduras se inflaman menos y es más fácil reparar las lesiones provocadas.

Tratamiento para las quemaduras

También es frecuente que, por descuido en la exposición al sol, la piel sufra alguna quemadura con el consiguiente enrojecimiento y el dolor o el picor. En este caso también es muy importante aplicar una capa abundante de la crema Dermo Therapeutic, varias veces al día para reparar rápidamente las quemaduras solares. Y también sirve para tratar las quemaduras leves o moderadas provocadas por el aceite o el agua calientes, más habituales al cocinar con poca ropa.

Previene las agresiones

Y si queremos prevenir todo tipo de agresiones a la piel, lo mejor es ponerse una buena capa de crema Dermo Bio en todo el cuerpo, incluidos los pies, y utilizar la crema Dermo Cosmética en la cara y el cuello, ambas por la mañana, a mediodía y por la tarde-noche.

Nuestro cuerpo nos ha proporcionado una barrera eficaz pero frágil, por eso debemos cuidar la piel, especialmente en el verano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *