Los peligros de las dietas milagro

Cuidado con las dietas milagro

Siempre que empieza la primavera y nos damos cuenta de los excesos de comida que hemos hecho durante el otoño y el invierno surge una necesidad de volver a recuperar el peso ideal y, por lo tanto, la salud. En esas circunstancias de necesidad de hacer algo eficaz y rápido para perder peso han proliferado las llamadas dietas milagro que suelen ser una buena manera de alterar el metabolismo y poner en peligro a la salud.

La mayor parte de estas dietas milagro están basadas en un alto consumo de  proteínas, especialmente las de origen animal, reduciendo o eliminando los hidratos de carbono y las grasas. La clave de este tipo de dietas es el balance energético del metabolismo de las proteínas, muy bajo y aunque se coman muchas la tendencia va a ser la de perder peso, al menos en las primeras veces que se hacen estas dietas.

Por desgracia, cuando se repiten en varias ocasiones, el metabolismo interno de absorción intestinal se ha alterado y lo que suele ocurrir es que ya no se pierde tanto peso y en cuanto que se deja la dieta y se comen otros alimentos la persona coge peso de manera rápida e incluso más importante que la perdida que se había conseguido.

La mejor manera de perder peso es llevar una dieta baja en calorías pero que tenga todos los componentes necesarios para mantener una buena alimentación y la salud. Fundamentalmente debe estar basada en el consumo de cereales integrales y otras semillas, verduras y frutas y son las cantidades y las proporciones las que nos van a dar la facilidad para perder peso.

En cuanto al ritmo de comidas, es bueno seguir el dicho de “desayuna como un rey, come como un príncipe y cena como un mendigo” ya que la cena es la comida del día que más calorías va a aportar para que se transformen en grasa, pero lo que se consume durante la mañana y el mediodía seguramente se acabará utilizando y no llegará al tejido graso. Para ello, es importante que las cantidades sean moderadas en todas las comidas, pero especialmente en la cena.

Para una persona normal, una dieta que esté entre las 1200 y las 1500 calorías podría permitir una pérdida regular de 1 a 3 kg al mes. Si queremos perder más kilos, lo más probable es que nuestro cuerpo responda con una reacción de ansiedad que nos haga difícil mantener la dieta que nos hemos propuesto durante el tiempo necesario. Podemos ayudar a este proceso tomando el jugo de aloe vera de Green Frog, 3 vasitos al día, uno antes de cada comida.

Y siempre se recomienda que todas las dietas de pérdida de peso que requieran una pérdida importante, sean supervisadas por un especialista  médico o nutricionista, personas que tengan suficiente experiencia para poder detectar cualquier desarreglo, alteración o enfermedad que requiera una especial atención.

Artículos relacionados:

Recetas de Semana Santa saludables.

5 trucos para comer de forma saludable.

Cómo adelgazar de manera saludable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *