Qué es la psoriasis y cómo tratarla

Qué es la psoriasis

¿Sabías que la psoriasis es una enfermedad autoinmune? Pues sí, y afecta especialmente a la piel, activándola, enrojeciéndola y provocando una gran descamación, además de generar picor y heridas por el rascado. Pero también puede afectar a las articulaciones y provocar inflamación y dolor. Por suerte, no es contagiosa así que no hay que temer el contacto con una persona que la padece.

La psoriasis es relativamente frecuente porque afecta al 2-3% de la población mundial, en España son cerca de un millón de personas las que la padecen y parece que va en aumento. Nuestro equipo médico te explica todo sobre la enfermedad y cómo tratarla.

Las causas

Se puede decir que la psoriasis es una enfermedad de tipo alérgico, es decir que uno o varios alérgenos alteran al sistema de defensas de nuestro organismo y éste responde activando a ciertos glóbulos blancos que actúan fabricando anticuerpos que después van a la piel y activan su fabricación de manera mucho más rápida de lo normal, provocando la descamación excesiva.

Los factores de riesgo son muchos, pero la causa concreta aún es desconocida. Entre ellos pueden estar la ingesta de alimentos que provoquen inflamación intestinal y reacciones alérgicas, el consumo de algunos fármacos, las infecciones por bacterias, hongos o virus, los cambios bruscos de temperatura, el alcohol y otras erosiones y lesiones de la piel. Pero se puede decir que el factor que suele estar con más frecuencia presente es el estrés mental y emocional, que puede provocar tanto el inicio de la enfermedad como el agravamiento de los síntomas.

Sus síntomas y tratamiento

Lo más frecuente es que las lesiones sean en forma de placas enrojecidas en la piel, claramente delimitadas y con escamas, éstas presentarse con formas geográficas, en gotas o con pústulas. Y también pueden afectar al cuero cabelludo y a las uñas.

Hay muchos fármacos que se utilizan para actuar sobre las lesiones, pero desgraciadamente vuelven a aparecer de forma crónica ya que éstos solo actúan inhibiendo temporalmente los síntomas de la enfermedad. Por eso, tiene mucho sentido ir a la causa y tratar de actuar sobre todos los factores de riesgoque mencionamos antes, para ello se debe cambiar la dieta para evitar reacciones alérgicas intestinales, bajar el nivel de estrés, una exposición moderada  al sol y, si es posible, tomar baños de agua salada en el mar.

Pero también podemos aprovechar las propiedades del aloe vera como regulador moderado y progresivo de la capacidad de reacción del sistema de defensas. Para conseguirlo, antes de las comidas podemos beber de 1 a 3 vasitos diarios de jugo de aloe vera Green Frog mientras duren las lesiones.

Para el tratamiento externo debe realizarse utilizando cremas protectoras de la piel, como la crema Vera Green Dermo Bio que tiene un alto porcentaje de jugo puro de aloe vera, y se puede utilizar en todo el cuerpo sobre las lesiones o en las zonas donde suelen aparecer, de 1 a 3 veces al día.

Para las lesiones más importantes es necesaria la crema Vera Green Dermo Therapeutic sobre todas las zonas afectadas y repetir esta operación las veces que sea necesario, habitualmente de 1 a 5 veces al día, o siempre que las lesiones vuelvan a picar. Si la descamación está en la cara o en el borde del pelo, se puede usar la crema Vera Green Dermo Cosmética sobre esas zonas, de 1 a 3 veces al día.

Es mejor actuar pronto para evitar que la psoriasis se convierta en una enfermedad crónica y recurrente.

¡Cuídate con nosotros!

Cremas Vera Green.

Jugos Green Frog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *