Especial detox: cómo eliminar toxinas y desintoxicar el organismo

Detox y toxinas

Desintoxicar significa limpiar el cuerpo de la suciedad que se va acumulando dentro de los órganos, los tejidos y la sangre. Los culpables de que nuestro cuerpo se ensucie son las toxinas y los tóxicos.

¿Qué son las toxinas?

Son las sustancias tóxicas que se producen en nosotros como consecuencia de distintos microorganismos. Las toxinas varían mucho en cuanto al daño que producen, por ejemplo, el aguijón de una abeja -salvo que haya una alergia-, tiene un efecto leve que se supera en varios días, sin embargo, la toxina botulínica tiene un efecto mortal casi inmediato.

¿Qué son los tóxicos?

No debemos confundir las toxinas, que tienen un origen biológico, con los tóxicos, que son sustancias químicas que producen efectos perjudiciales en nuestro organismo, por ejemplo, los pesticidas,  medicamentos, algunos aditivos alimenticios, etc.  Son fuentes de tóxicos el aire, el agua, las drogas y los alimentos altamente procesados.

5 trucos maestros para desintoxicar tu organismo

Primer truco. Cuanto más procesada una sustancia, mayor es la carga tóxica. Consume menos de ellas y encuentra sustitutos saludables. Elige comidas naturales y, siempre que sea posible, biológicas. Descubrirás que comiendo menos te sacias antes. Esto hará que no tengas que saturar tu sistema digestivo con exceso de comida y con comidas inadecuadas. 

Segundo truco.  Selecciona alimentos enteros, sin procesar. Por ejemplo,  aceite de oliva virgen extra, nueces enteras sin pelar, frutos secos enteros y crudos, cereales enteros, zumo puro de aloe vera ecológico…

Tercer truco. Hidrátate. Nuestro cuerpo es agua en su gran mayoría (un 80%) y el agua sirve tanto como vehículo interno para los nutrientes y el oxígeno como de transporte para que las toxinas y la suciedad se puedan expulsar fuera del cuerpo. El agua ayuda a la hidratación del sistema linfático, imprescindible para ayudar a eliminar los desechos metabólicos fuera del cuerpo. Además, estimula los riñones, nuestra gran central de desintoxicación, ayudándoles a hacer su trabajo de filtrado.

Cuarto truco. Toma baños desintoxicantes. Es muy sencillo, llena la bañera con agua caliente y añade un kilo de sal. El objetivo es hacer el agua exterior más salada que la sangre. Además de relajante, este baño nos ayuda a expulsar a través de la piel una gran cantidad de tóxicos.

Quinto truco. Incluye jugo de aloe vera fresco y natural en tu día a día. El aloe vera es ideal para eliminar la acumulación fecal tóxica almacenada en el colon. El colon es el gran perdedor cuando estamos muy intoxicados, porque, junto con la vejiga, es la parte final donde se van acumulando los residuos. El aloe nos permite también regenerar las células intestinales y repoblar la flora, al mismo tiempo que nos ayuda a limpiar. Es un buen aliado para librarnos de la flora negativa, como levaduras y bacterias invasoras. Tiene un buen poder laxante natural, imprescindible para poder eliminar todos los residuos nocivos. Nos ayuda a evitar un gran problema, llamado estreñimiento, que puede hacer que nos vayamos intoxicando lentamente y de forma crónica.

Una dieta “limpia” que incluya aloe vera es la mejor prevención para mantener el cuerpo en perfecto estado de funcionamiento y sin suciedad extra. Como dice el refrán: “No es más limpio el que más limpia, sino el que menos ensucia”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *