Dieta detox posnavideña

Terminada la Navidad, es habitual comprobar que esos “pecadillos” en forma de pequeños excesos, se han convertido en kilos de mas, pero no te preocupes, aún puedes desprenderte de esos kilos no deseados. Gema Martíz te propone una dieta detox para que lleves a cabo al volver al trabajo.

Cuando hagas la dieta, notarás que tu piel resplandece y aumentan tus niveles de energía. No obstante, puede ocurrir que durante los primeros días, notes cierta pesadez en la cabeza y cansancio. ¡No te asustes! Esto se debe a la retirada repentina de ciertos alimentos y a la estimulación de los órganos desintoxicantes. Estos síntomas deberían disminuir en 24 / 48 horas.

Olvídate de estos alimentos

  • Alcohol.
  • Productos lácteos (excepto media taza de yogur sin azúcar al día).
  • Azúcar, miel, edulcorantes artificiales.
  • Café.
  • Cereales: trigo (pan, galletas, pasteles, pasta), centeno, cebada, avena, espelta y arroz.
  • Fruta deshidratada (salvo que tengas mucha ansiedad por dulce y tomes 2 o 3 dátiles para calmarla).

Y disfruta con estos

  • Fruta: todas las frutas frescas.
  • Verduras: todas las verduras frescas.
  • Pescado fresco.
  • Legumbres.
  • Huevos ecológicos.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Frutos secos crudos: almendras sin sal, nueces, avellanas y anacardos sin sal.
  • Semillas: sésamo crudo sin sal, calabaza y semillas de girasol.
  • Té verde, té blanco, infusiones.
  • Agua: de uno a tres litros de agua por día.
  • Jugo ecológico de aloe vera Green Frog.

Dieta detox. 7 trucos para 7 días.

  1. Empieza cada día tomando 50 cc. de jugo de aloe vera. A los 10 minutos, toma un vaso de agua templada con un chorrito de zumo de limón. Deja pasar otros 10 minutos antes de desayunar.
  2. A mediodía toma solo crudos. 9 ingredientes como mínimo. Procura incluir hojas, raíces, hierbas y frutos (tomate y/o aguacate). Los alimentos crudos contienen más nutrientes y enzimas. Prueba a agregar brotes frescos a la ensalada todos los días.
  3. Por la noche toma un plato de verduras cocinadas o sopa y después huevo, pescado o legumbre.
  4. Mastica: trata de masticar cada bocado de 10 a 12 veces antes de tragar. Llevar la atención plena a las comidas mejora la digestión, lo que le permite sentir una sensación de plenitud sin necesidad de comer en exceso.
  5. Bebe agua: procura beber dos litros de líquido por día. Esto ayudará a mover la linfa y a apoyar la desintoxicación del riñón. Al menos la mitad debe ser agua, la otra mitad puede ser jugo de vegetales frescos y té de hierbas desintoxicantes, por ejemplo, diente de león y ortiga, cola de caballo y melisa, bardana y trébol rojo.
  6. Desintoxica la mente: Mens limpia in corpore limpio. Ordena tu trastero mental haciendo 15 minutos de meditación al día. Si no sabes cómo meditar, prueba la respiración abdominal. Comienza colocando las manos sobre el ombligo. Inhala por la nariz contando lentamente hasta 4. Siente que tu estómago se levanta con cada inspiración. Espira con la misma lentitud, vaciando la tripa. 15 minutos diariamente de esta respiración acelerará tu proceso de desintoxicación.
  7. Cepillado corporal usando un cepillo corporal de fibra natural. Cepilla la piel con movimientos firmes circulares antes de empezar la ducha. Hacer esto diariamente ayudará a la circulación y aumentará la desintoxicación de la piel. Comienza desde los pies, moviéndote hacia arriba. Evitando frotar las zonas más delicadas, así como la garganta y la cara. Luego date una ducha reconfortante.

 

*No recomendamos esta desintoxicación para mujeres embarazada, amamantando, con presión arterial alta, bajo peso o con recomendaciones estrictas del médico.

Artículos relacionados:

Batido detox para enero.

Qué son los alimentos detox.

Especial detox.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *