Consejos para eliminar toxinas después del verano

Detox posverano

Aunque el verano es una época de buen tiempo y de mayor actividad al aire libre, lo que es bueno para tener buena salud, también es la época de las vacaciones, de los cambios de hábitos, de comer fuera de casa, de los excesos en las comidas, de la cerveza y otras bebidas alcohólicas, de las bebidas azucaradas, del deporte excesivo y también de acostarse tarde, con frecuencia perdiendo horas de sueño, lo que fácilmente se traduce en acumulación de sustancias tóxicas en el cuerpo.

Así que, depende de cómo haya ido el verano puede que sea muy necesario hacer una limpieza détox, una detoxificación en toda regla al final del verano y al inicio del otoño, donde ya podremos recuperar los buenos hábitos de alimentación y de descanso. Por eso, nuestro equipo médico te trae unos consejos para eliminar toxinas después del verano.

Empieza tu dieta detox

Lo primero es establecer una dieta détox, es decir, una dieta hecha con alimentos con pocos o ningún elemento tóxico, que sea de fácil digestión y que nos nutra adecuadamente. Este tipo de dietas tienen como componentes principales los cereales integrales, las frutas y verduras, mejor ecológicas y pocos alimentos de origen animal.

Una buena proporción sería 50% de alimentos hechos con cereales integrales como el arroz, trigo, maíz, avena, mijo, quinoa, etc., en forma de grano cocido, fideos, pasta, copos, sémola o alimentos hechos con sus harinas como galletas, bollos o bizcochos naturales. Un 30% de frutas y verduras y un 20% de otros alimentos, preferiblemente de origen vegetal, como las legumbres, los derivados de la soja como hamburguesas y salchichas vegetales y otras semillas como los frutos secos, el sésamo o el lino.

Y puedes utilizar los supernutrientes, alimentos que aportan gran cantidad de vitaminas y minerales para ayudar a limpiar el cuerpo, como el jugo de aloe vera de Green Frog que podemos tomar de 1 a 3 vasitos al día para favorecer esa detoxificación.

Toma muchos zumos y batidos verdes hechos con verduras y frutas y, si te animas, hazte un día entero de frutas o mejor de zumos, sin tomar otros alimentos y te sentirás mucho mejor al día siguiente.

No te olvides del ejercicio físico

Y hay que seguir haciendo alguna actividad física o deportiva de manera habitual, sin forzar al organismo ni generar un cansancio extremo, no olvides que estamos limpiando el cuerpo no forzándolo. Es bueno sudar con un ejercicio constante como correr, montar en bici o nadar.

Descansa

Duerme 8 horas al día para recuperarte del cansancio y también para dejar que el cuerpo pueda retirar las sustancias tóxicas acumuladas y expulsarlas por la orina, el sudor, o las heces.

Y relájate

Haz alguna actividad de interiorización personal, como meditación, yoga o tai-chi, para reencontrarte con el cuerpo interior y disminuir la actividad mental excesiva. Esto también ayuda a limpiar los pensamientos recurrentes que consumen energía.

Una visita al spa con un buen baño de burbujas, unos chorros de agua termal templada y finalmente una sauna puede ayudar a que la limpieza sea aún más eficaz. Y como premio date un masaje de todo el cuerpo para ayudar a drenar los líquidos del sistema venoso y linfático.

Con todo esto el cuerpo va a estar en mejores condiciones de funcionar bien, con vitalidad y energía renovada gracias al efecto détox.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *