Cómo tratar las quemaduras solares con aloe vera

Protección solar

Ya sabemos que tomar el sol es muy agradable y nos aporta el color tostado o moreno de la piel que da un bonito aspecto, pero también los dermatólogos previenen  sobre el peligro de exponerse demasiado y recomiendan elegir las primeras horas de la mañana, entre las 9 y las 11, o las últimas de la tarde, entre las 18 y las 21. Así nuestra piel no sufre los temidos efectos de las quemaduras solares, como el enrojecimiento, dolor, picor, cansancio, malestar, estado febril y ampollas.

Hoy, nuestro equipo médico nos explica cómo utilizar el aloe vera para evitar y tratar las quemaduras solares.

Lo principal es utilizar una crema de protección solar adecuada para cada persona, los factores más bajos para las personas morenas de piel más oscura y resistente y los factores más altos, a partir de 50, para las personas rubias y pelirrojas y con la piel clara y delicada.

Si por descuido tenemos una exposición de más tiempo de lo deseado o la crema protectora tiene un factor menor del que necesita nuestra piel o se supera su efecto por el tiempo de exposición al sol, habrá que tratar la piel para repararla rápidamente si las lesiones provocadas por el calor o los rayos ultravioletas son importantes.

 

Mejor prevenir que curar

Lo ideal es la prevención, y para ello, además de seleccionar una buena crema protectora y ponérsela en las zonas expuestas, debemos aplicar la crema Vera Green Dermo Bio en las mismas zonas para nutrir y proteger la piel al inicio de la exposición.

Hay que seguir aplicando esta crema las veces que sea necesario durante el tiempo que estemos expuestos, en la playa o en la piscina y después del baño. Esto pondrá en marcha una reparación inmediata. Y como aftersun después de la ducha en casa, la crema va a resultar imprescindible para mantener la piel sana, nutrida e hidratada.

 

Si hay quemaduras, aloe vera es la solución

Pero si al volver a casa notamos ya las molestias de la sobreexposición, es necesario utilizar la crema Vera Green Dermo Therapeutic en esas partes que han sido expuestas o están molestas. Esto va a evitar que las lesiones progresen y nos quitará los síntomas iniciales de las lesiones.

Si la quemadura ya se ha producido y tenemos la piel roja, irritada o con lesiones, debemos aplicar una capa gruesa de la crema Vera Green Dermo Therapeutic sobre todas las zonas afectadas y repetir esta operación las veces que sea necesario, es decir, cada vez que las lesiones vuelvan a molestar.

Si hemos tenido la mala suerte de que se hayan formado ampollas, lo primero es no romperlas. Después, aplicar una capa gruesa de la crema Vera Green Dermo Therapeutic sobre ellas y cubrirlas con un apósito suficientemente grande. Esto hay que repetirlo de 3 a 5 veces al día hasta que la ampolla esté curada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *