Cómo tratar la dermatitis atópica con Aloe Vera

Dermatitis atópica

La palabra atópica se utiliza en medicina para describir el origen alérgico de esta dermatitis y ésta a su vez nos describe una piel irritada, inflamada y enrojecida. Es también conocida con el nombre de eccema atópico. Es una enfermedad muy frecuente que afecta a las personas que tienen una constitución alérgica y que entran en contacto con los alérgenos a los que son sensibles, tanto por contacto con la piel como con las mucosas digestiva o respiratoria. No es extraño que las personas que padecen esta enfermedad tengan también otras manifestaciones alérgicas como la rinitis o el asma.

Cómo se manifiesta

Los alérgenos más frecuentes suelen ser las proteínas, dado su gran tamaño en relación con otras moléculas, pero las reacciones alérgicas pueden ser provocadas por muchísimas cosas. Por ejemplo, el cacao, el chocolate, los productos lácteos y sus derivados, los frutos secos, metales como el cromo o el níquel, tejidos como la lana o fibras sintéticas, cambios de calor a frío y viceversa, el estrés, productos de limpieza, perfumes, jabones, suavizantes, productos de cosmética y maquillaje y un largo etcétera.

Sus manifestaciones más frecuentes son el enrojecimiento de la piel, picor, irritación, descamación, sequedad o humedad en la piel, formación de pequeñas ampollas en algunos casos y heridas por rascado, con sus costras, que pueden empeorar si se infectan. La dermatitis atópica puede aparecer en cualquier parte del cuerpo, pero tiene tendencia a aparecer en los pliegues de los codos y de las rodillas, en los brazos y las piernas, en la cara, tras las orejas o dentro de ellas y en la espalda y el abdomen.

El aloe vera, tratamiento natural

Desde la antigüedad se ha utilizado el aloe vera para tratar cualquier tipo de lesión en la piel, cortando las hojas de la planta pelándolas y lavándolas para después aplicar la parte carnosa de la hoja sobre la piel. El aloe vera suele curar estas lesiones rápidamente, reduciendo el tiempo de evolución de dichas lesiones. Pero el sistema de aplicación directa sobre la piel presenta varios problemas, entre ellos el tiempo que hay que dedicar a cortar las hojas y prepararlas para su uso, especialmente si el tratamiento requiere hacerse con frecuencia.

Por eso, la aplicación de cremas de aloe vera directamente sobre las lesiones facilita enormemente los tratamientos y con ello la eficacia de los mismos. Los productos de Green Frog están especialmente indicados para ayudar a curar las lesiones de la dermatitis atópica, gracias a su gran calidad. Se puede beber, con el jugo de aloe vera Green Frog , habitualmente se recomienda tomar 50 cc del jugo aloe vera de 1 a 3 veces al día antes de las comidas principales.

Especialmente soprendentes son los resultados tras la aplicación de las cremas Vera Green, ya que tienen el aloe vera como ingrediente principal y otros muchos extractos que actúan sobre las lesiones de forma rápida y eficaz. Para las lesiones menos importantes se suele utilizar la crema de aloe vera de Vera Green Dermo Bio, de 1 a 5 aplicaciones diarias directamente sobre las zonas lesionadas,  también sirve como crema hidratante y preventiva de mantenimiento.

Cuando las lesiones son más importantes o de larga duración, lo mejor es aplicar la crema de aloe vera Vera Green Dermo Therapeutic sobre las lesiones, de 1 a 5 veces al día. En los casos más difíciles será aconsejable aplicar la crema de aloe vera y cubrir las lesiones con una gasa o apósito en cada aplicación para potenciar su efecto.

Como la dermatitis atópica es una enfermedad alérgica, es necesario que la persona afectada, además de tomar el aloe vera y aplicarse las cremas de aloe vera, encuentre los posibles alérgenos causantes de su dermatitis y los elimine de su dieta o del contacto diario.

¡Cuídate con nosotros!

Cremas Vera Green.

Jugos Green Frog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *