Cómo combatir el cansancio sin alterar la salud

Cuerpo descansando

No hay duda, la actividad física, mental o emocional genera cansancio y eso es porque nuestro cuerpo y nuestras células funcionan con una electricidad a la que llamamos vitalidad que se va consumiendo según la utilizamos.

Una batería natural

Así que para poder funcionar adecuadamente nuestro cuerpo tiene una batería que, según los conocimientos orientales, estaría situada a la altura del ombligo y en una zona entre los dos riñones y que tendría una carga generada al principio de nuestra vida, pero el problema es que no es recargable. Así que con la energía acumulada en esta batería tenemos que apañarnos para vivir con salud y vitalidad 80 o más años, si es posible.

Pero para evitar que la vida sea muy corta o que perdamos pronto la salud, nuestro cuerpo conoce la manera de obtener energía de los alimentos, a través del sistema digestivo, o directamente del sol en forma de calor a través de la piel. También podemos evitar gastar energía descansando.

Cada día perdemos una cierta cantidad de energía de nuestra batería interna y con ella debemos conseguir que todo funcione bien durante 24 horas. Pero si la gastamos muy rápido origina el cansancio.

Eso se produce por desarrollar mucha actividad física, mental o emocional, descansar poco, comer alimentos desvitalizados, de difícil digestión o con tóxicos y tener malos hábitos como fumar, beber alcohol, tomar café, té colas o cacao.

Cuida la digestión

Nuestro sistema digestivo se las tiene que ingeniar para absorber esa energía de los alimentos que tomamos, por lo que es muy importante, si no queremos estar cansados, que consumamos alimentos frescos, vitalizantes y de fácil digestión, para que la energía que consume la digestión sea siempre mucho menor que la que se obtiene después de digerir los alimentos. Por eso, lo más vitalizante es tomar semillas, como los cereales integrales o las legumbres, verduras frescas y de temporada o frutas. Tomar el jugo de aloe vera de Green Frog, de 1 a 3 vasitos al día, puede a ayudar a mejorar la vitalidad de una persona cansada.

Los peores alimentos son los desvitalizados, envasados, radiados, enlatados o conservados, las carnes rojas, los embutidos, mariscos y los lácteos, ya que su digestión es siempre difícil y generan muchos tóxicos que cansan al organismo.

También es bueno hacer pocas comidas para no cansar al sistema digestivo,  comer 2 o 3 veces al día, mejor en el desayuno y en la comida, y cenar poco para que el sistema digestivo descanse y sea más eficaz al día siguiente.

Duerme 8 horas (o más)

Para recuperar el cansancio es necesario dormir y descansar las horas correspondientes a la edad, el estado de salud, el gasto energético de cada persona y la actividad desarrollada cada día. De manera general podríamos decir que una persona adulta debe dormir 8 horas en la noche, pero los niños, adolescentes y jóvenes suelen necesitar 10 horas de sueño al día. Las personas más cansadas o las que han tenido periodos de dormir poco, deben intentar dormir más horas siempre que puedan, alargando el sueño o durmiendo siestas.

Y nunca se debe combatir el cansancio utilizando estimulantes como el café, el té, las colas, el cacao o el tabaco. Inicialmente dan una sensación de más energía, pero lo que realmente provocan es un cansancio mayor al gastar una energía que teníamos reservada para otros momentos o actividades, y además se generan adición. Algo parecido pasa también con el consumo de azúcar refinado, sacarosa o glucosa, en forma de bebidas azucaradas, bollos, pasteles, chocolate, helados, chucherías o caramelos.

Para recuperar el cansancio lo mejor es descansar y alimentarse bien.

¡Cuídate con nosotros!

Cremas Vera Green.

Jugos Green Frog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *