Qué cenar después de entrenar

Aloe vera para adelgazar

Con el tema de cenar después de entrenar hay una gran controversia: unos abogan por proteína pura eliminando los carbohidratos y otros por una alimentación que tenga en cuenta el equilibrio entre los nutrientes. La experta en nutrición Gema Martíz se decanta por esta última, sobre todo teniendo en cuenta que vienes de entrenar y necesitas reponer lo que has gastado. Por supuesto, tus cenas después de entrenar serán más copiosas que en días sedentarios y los alimentos serán distintos.

No obstante, lo más importante es que verifiques qué es lo que mejor te sienta y te ayuda a reponer tu energía en menor tiempo. Si al día siguiente estás repuesto, probablemente hayas acertado en tu elección.

Cuando haces ejercicio, independientemente de qué tipo, tus músculos usan sus reservas de glucógeno como combustible (es la reserva de energía después de gastar la glucosa que circula por la sangre). Este proceso puede ocasionar que tus músculos se agoten parcialmente de glucógeno y algunas de las proteínas en tus músculos se descompongan. Como el cuerpo necesita reponer esa reserva, lo que pretendemos con la cena es ayudarle a que lo haga lo más rápidamente posible.

A cada entrenamiento, su cena

Es particularmente importante comer carbohidratos y proteínas después de hacer ejercicio, sobre todo si es intenso. Con las proteínas, daremos al cuerpo los aminoácidos que necesita para reparar y reconstruir las proteínas musculares y con los carbohidratos rellenaremos las reservas de glucógeno, además de estimular el crecimiento de nuevos músculos.

En los deportes de resistencia, tu cuerpo habrá usado más glucógeno, por lo que necesitarás más carbohidratos. Este es el caso de los corredores y los nadadores, por ejemplo.

Si tu entrenamiento ha sido crossfit, culturismo o gimnasia, necesitarás más proteína que carbohidratos.
Y tanto en un caso como en otro, incluiremos siempre una porción de grasa.

Aquí tienes algunas ideas:

– Pollo al horno con verduras y patata asadas.
– Tortilla francesa con atún y una rebanada de pan integral con aguacate.
– Salmón a la plancha con calabaza a la plancha y puré de boniato.
– Ensalada de espinacas con queso y nueces, y pita con hummus casero.
– Quinoa con verduras y guisantes, y boniato asado.
– Yogur griego (sin azucarar) con plátano, dátiles, almendras, lino y cereales granola integrales sin azúcar.

No te olvides de reponer líquidos

Por supuesto, debes beber mucha agua antes y después del ejercicio, algo crucial para reponer los líquidos y electrolitos.

Lo ideal sería cenar dentro de los 45 minutos después de terminar el entrenamiento. Esto ayudaría a reconstruir el glucógeno y la proteína con mayor rapidez, pero no siempre es posible. Lo que sí es fácil es llevar contigo un botecito con 100 ml de jugo de aloe vera ecológico Green Frog y tomarlo en ese tiempo o, si vas al gimnasio desde el trabajo y no te es posible, tomarlo en cuanto llegues a casa. Procura que no pasen más de dos horas desde que acabas de entrenar hasta que cenas.

¡Cuídate con nosotros!

Cremas Vera Green.

Jugos Green Frog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *