Aloe vera para beber: cómo, cuándo y por qué

Bebe aloe vera

El aloe vera también se bebe. Te hemos hablado de sus increíbles beneficios para la salud y el bienestar, de cómo te puede ayudar a bajar de pesoa depurar el organismo y a tratar la piel de naranja, entre sus múltiples propiedades. Hoy te hablamos de la práctica: si se puede tomar aloe vera para beber, ¿cómo lo tomo, cuándo y por qué? Te lo contamos.

Cómo

Con un vasito de jugo de aloe vera al día es suficiente para experimentar sus efectos, aunque lo idóneo sería que tomaras dos diarios, para que los beneficios sean mayores y para que los notes antes.

No olvides que debes decantarte por una opción 100% natural, como es el caso de los jugos de aloe vera Green Frog. Puedes tomarlo solo o diluido en tu bebida preferida, desde agua hasta zumo. También puedes seguir nuestra receta de batido depurativo o inspirarte con nuestro post de cuatro deliciosas maneras de tomar jugo de aloe vera.

Cuándo

Te recomendamos que tomes un vasito de jugo por la mañana y otro por la noche. Si lo tomas nada más levantarte, sus vitaminas te ayudarán a afrontar el día con más fuerza. Al tomarlo antes de cenar, te ayudará a hacer mejor la digestión y a dormir mejor.

Por qué

Porque depura tu organismo, ayudando a tu cuerpo a eliminar las toxinas y, por tanto, mejorando su funcionamiento; porque también ayuda en el proceso de metabolización de las grasas; porque mejora tus digestiones, evitando la acidez y los gases y regulando las deposiciones; porque mejora el aspecto de tu piel, liberándola de impurezas y retrasando el envejecimiento…

¡Y hay más! El jugo de aloe vera es antiinflamatorio, depurativo, previene las infecciones, mejora las defensas, potencia la regeneración celular, ayuda a reducir los niveles de colesterol… Descubre más en nuestro post de 20 motivos por los que beber aloe vera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *