Acné vulgar o acné juvenil: qué es, causas y cómo tratarlo

Mujer sin acné

El acné vulgar es una enfermedad a la que anteriormente se denominó acné juvenil por la mayor frecuencia de aparición en las edades de la adolescencia y la primera juventud. Ha pasado a llamarse acné vulgar para distinguirla de otros tipos de acnés y para eliminar la palabra “juvenil” dado que actualmente se reconoce que puede aparecer también en otras épocas de la vida. La causa fundamental del acné vulgar es el taponamiento de los poros de la piel, habitualmente provocado por el exceso de secreción grasa por las glándulas sebáceas del poro, y su posterior infección por parte de ciertas bacterias.

Por ello, se considera que los desencadenantes más frecuentes son el consumo de alimentos ricos en grasas saturadas, como las grasas animales, lácteos, carnes, embutidos, azúcares refinados y el chocolate, el estrés y la presencia excesiva de hormonas que activan la secreción grasa,como la testosterona o los estrógenos en la adolescencia, o por el consumo directo de estas hormonas o de fármacos que estimulan su fabricación. También se reconoce la presencia de una piel más propensa al acné en algunas personas.

El acné vulgar se manifiesta habitualmente en forma de poros enrojecidos, sobreelevados, con una cabeza amarilla o negra, dolorosos y con un contenido de pus que sale si se aprietan. Estos poros infectados pueden formar grandes nódulos, quistes, heridas abiertas y finalmente cicatrices. Las zonas más usuales de presencia del acné son la cara, el cuello, el pecho y la espalda. No es de extrañar que las personas afectadas de forma crónica tengan también problemas psicológicos asociados a su aspecto físico.

Aloe vera: el tratamiento perfecto para el acné

El aloe vera es una planta con muchas propiedades terapéuticas, entre las que se reconoce su capacidad para evitar el crecimiento de bacterias y la de disminuir las reacciones inflamatorias, razón por la que se ha utilizado habitualmente a lo largo de la historia para actuar sobre las lesiones de la piel. Actualmente se puede extraer fácilmente el jugo de aloe vera que hay en la pulpa de sus hojas para hacer jugos naturales que se pueden ingerir y cremas de aloe vera para aplicar en la piel.

En el caso del acné vulgar, es adecuado tomar el jugo de aloe vera Green Frog. Se recomienda tomar 50 cc de 1 a 3 veces al día antes de las comidas principales, según la importancia de las lesiones. En cuanto al uso de las cremas Vera Green en esta enfermedad, hay que reconocer su gran eficacia, si se aplican de forma constante hasta la desaparición de las lesiones. Si hablamos de acné leve o moderado, lo mejor es optar por Vera Green Dermo Bio, de 1 a 5 aplicaciones diarias.

Sin embargo, el acné más grave ha de ser tratado con Vera Green Dermo Therapeutic. En los casos con heridas infectadas o nódulos será aconsejable aplicar la crema y cubrir la zona con una gasa o apósito en cada aplicación para potenciar su efecto. Se aconseja siempre antes de aplicar la crema realizar una mascarilla preparada con arcilla en polvo y agua, que se pone durante 30 minutos antes para limpiar la piel y absorber la grasa.

Las personas afectadas con acné vulgar deberían corregir los factores de riesgo que suelen acompañar a estas enfermedades, corrigiendo los errores de la dieta, tomando frutas y verduras frescas con frecuencia y evitando en la medida de lo posible el estrés.

¡Cuídate con nosotros!

Cremas Vera Green.

Jugos Green Frog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *