5 trucos para comer de forma saludable

Alimentación saludable

Uno de los propósitos de año nuevo debería encuadrarse bajo la siguiente premisa: erradicar los vicios alimenticios perjudiciales, para dejar paso a una vida sana. Sin embargo, muchas veces nuestro ritmo de vida no permite cumplirlo de la manera que nos gustaría. El estrés de la oficina, el poco tiempo, la deshidratación y la falta de sueño, son algunos de los motivos por los que no logramos rendir al máximo. Aquí te dejamos cinco trucos para comer de forma saludable.

1. Haz 5 comidas al día

Los beneficios de realizar cinco comidas al día son muchos. Como puede resultar complicado, un truco es que te establezcas un horario de comidas e intentes cumplirlo a diario.

Siguiendo esta regla, la energía que absorberá tu cuerpo será constante durante todo el día y te ayudará a regular tu metabolismo. La digestión será mucho más ligera y te sentirás menos pesado/a a lo largo del día. Conseguirás controlar tu apetito y a su vez disminuirás las posibilidades de picar entre horas y pegarte algún que otro atracón.

Mantener este patrón también te ayudará a mejorar los niveles de colesterol en sangre, puesto que reduce la acumulación de grasas.

Es importante que, en esas comidas, incluyas superalimentos, es decir, alimentos que, por su alto valor nutricional, se consideran especialmente buenos para la salud. Uno de los más fáciles de consumir y que más beneficios reporta es el jugo de aloe vera, solo si es puro y biológico. Su alto contenido en ácido fólico, vitaminas, minerales y aminoácidos, entre otros, lo convierten en un complemento alimenticio perfecto.

Antes del desayuno, toma un vasito de jugo de aloe vera, solo, con zumo o con agua. Introdúcelo en tu rutina diaria y experimenta sus beneficios, sobre todo, a medio y largo plazo.

2. Reduce tu ingesta de azúcar y sal

El consumo excesivo de azúcar y sal en tus comidas puede conllevar ciertos riesgos para tu salud. Abusar de ellos puede causar enfermedades como la diabetes, el sobrepeso o la hipertensión. Es importante que reduzcas su ingesta todo lo que puedas.

Existen múltiples maneras de potenciar saludablemente un plato sin utilizarlos. En lugar de sal, utiliza jengibre, ajo o jugo de limón. Puedes probar a usar este tipo de aderezos según que estés cocinando en ese momento y darle una nueva vida a tu plato. También puedes sustituir la sal por pimienta o equilibrar ambas para no abusar de ella.

Si eres un amante del dulce, trata de eliminar el azúcar de tu despensa y añade a tu lista de la compra: miel, néctar de agave o Stevia.

3. Plantea una dieta variada

Seguir una dieta equilibrada impulsará una correcta absorción de todos los nutrientes necesarios para llevar una vida saludable y ayudará a que tu organismo funcione de forma saludable.

No entres en monotonías, trata de cambiar constantemente y así no recurrirás a alimentos perjudiciales para saciarte. Planifica un menú semanal y te resultará más fácil no repetir. Reduce las grasas animales y aumenta las vegetales. Come más pescado azul y carnes blancas. De guarnición, las verduras siempre son una buena opción. Y de postre o entre horas, una pieza de fruta o frutos secos serán tu mejor golosina.

4. Toma suficiente agua, el nutriente esencial

El consumo de agua en la dieta es una de las bases para gozar de buena salud y reducir el riesgo de enfermedades como el estreñimiento o problemas gastrointestinales. Además de ayudarte a mantener un peso ideal. Lo aconsejable es beber al menos dos litros de agua, repartidos durante todo el día.

Un vaso de agua en ayunas ayuda a depurar nuestro cuerpo. Puedes añadirle un poco de jugo de aloe vera 100% ecológico Green Frog, para que te resulte más agradable. Beber agua en varias tomas durante las horas en las que estás más activo te permitirá eliminar toxinas de forma natural. A su vez, te dará la sensación de saciedad y dejarás de lado la necesidad de ingerir calorías extras.

5. Dedica tiempo a cada comida

Las prisas nunca fueron buenas, y en relación a la comida no iba a ser menos. Tener media hora para comer antes de volver al trabajo no te permite dedicarle el tiempo que se merece. Pero comer rápido tiene algunos riesgos en tu salud, en especial para tu aparato digestivo.

Masticar los alimentos de manera correcta es una de las primeras cosas que debes hacer. De esta manera, segregas la saliva suficiente para facilitar la digestión de tu organismo. En este sentido, no masticar suficiente provocará que tu digestión sea más lenta y pesada.

Comer demasiado rápido, hará que te llenes de aire y te provocará gases y problemas de estómago. Evita comprar comida preparada, lleva un tupper al trabajo. Ganarás tiempo y tu organismo te lo agradecerá.

¡Consigue tu jugo de aloe vera y cuida tu organismo!

 

Artículos relacionados

5 claves para un 2018 saludable.

6 recetas para comer sano en la oficina.

Batido detox para enero.

Un comentario en “5 trucos para comer de forma saludable”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *