5 consejos de salud si te pones a dieta

Mujer en la playa

Por fin ha llegado el verano y estos meses de calor y playa nos predisponen a hacer dietas para perder algo de peso o de tipo depurativo para limpiar el cuerpo de las sustancias tóxicas que se acumulan en algunos tejidos, pero hay que hacer las dietas y también mantener un buen estado de salud corporal. Por eso nuestro equipo médico te trae estos 5 consejos de salud para hacer dieta disfrutando de sus beneficios sin que tenga consecuencias negativas para tu salud.

1. Bebe suficientes líquidos

Siempre es importante cuando se hacen dietas dar un buen aporte al organismo de agua y otros líquidos, como zumos, caldos o infusiones, ya que ayudan a mantener los tejidos bien hidratados y también arrastran las sustancias tóxicas que se disuelven en agua hacia el riñón y la vejiga para su eliminación. También es importante si sudas mucho o si haces algún deporte o ejercicio físico. La cantidad depende cada persona, pero tomar entre 1 y 2 litros de agua o líquidos al día es una buena opción.

2. Toma cereales integrales, frutas y verduras

Las mejores dietas no son las que se basan en el aumento de las proteínas diarias sino las que equilibran los hidratos de carbono, mejor almidones como los que aportan los cereales integrales y otras semillas, con pequeñas cantidades de grasa y proteína  y más cantidad de fibra vegetal.

Nuestro consejo es que tomes un 50% de cereales integrales y otras semillas y sus derivados, un 30% de verduras y frutas, un 10% de grasas, mejor vegetales, y otro 10% de proteínas. Esto le dará a tu cuerpo todo lo que necesita, con un buen aporte de vitaminas y minerales. El jugo de aloe vera es un alimento estupendo para tomar en las dietas, estos son algunos de sus beneficios:

-Potencia la metabolización de las grasas.

-Ayuda a tu cuerpo a eliminar las toxinas.

-Nutre aportando muy pocas calorías.

-Facilita las digestiones y evita el efecto de vientre hinchado después de comer.

3. Evita los segundos platos

Aunque pueden parecer los más apetitosos y sabrosos, en los segundos platos (carnes, pescados grasos, aves, huevos, lácteos o embutidos) suelen estar los alimentos de más difícil digestión y por lo tanto los que van a favorecer que se absorban en mayor cantidad, tanto el propio segundo como los alimentos que se han tomado en el primer plato o en el postre.

Tip saludable: escoge un plato combinado donde haya un poco de todo, pero especialmente semillas y verduras cocidas o crudas. Una ensalada verdesiempre puede dar la sensación de haber comido bien y reducir la sensación de ansiedad que puede acompañar a estas dietas.

4. Reduce o elimina las cenas

Es la comida que más se absorbe ya que después nos vamos a dormir y todas las calorías se guardan en forma de grasa. Así que elige tomar una cena ligeray de predominio vegetal o prueba a no cenar o a tomar solo líquidos. Al principio cuesta un poco controlar la costumbre de fabricar jugos gástricos a esa hora pero a los 2 o 3 días todo cambia y esa sensación desaparece.

5. Descansa

Y finalmente, el consejo de salud del que nunca puedes olvidarte: hay que dormir 8 horas al día para darle descanso al cuerpo, porque si no lo hacemos esa sensación de ansiedad aparecerá con mayor facilidad al acumularse el cansancio. Por supuesto,  también puedes compaginar el descanso con una actividad física diaria o de fin de semana que ayude a perder peso y a mantener el cuerpo activo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *