4 trucos para combatir la celulitis

cuerpo sin celulitis

La celulitis afecta a un porcentaje muy alto de la población femenina. Entre un 90 y un 95% de las mujeres la tienen. Sin embargo, si quieres combatir la celulitis o disimular su aspecto, aquí tienes cuatro trucos sanos y naturales.

Camina todo lo que puedas

Hay muchos factores que inciden en la generación de celulitis, genéticos, hormonales… Más allá de eso, hay dos aspectos que pueden incrementarla: la dieta y la circulación. Para mejorar esta última, es muy recomendable que lleves un estilo de vida lo menos sedentario posible.

Lo mínimo que deberías pasear es media hora al día. Esto estimulará la circulación de tus piernas. Introducir esta rutina en tu vida es fácil si te organizas bien. Muchas veces, con volver a casa andando en vez de en transporte público es suficiente.

Si se te queda corto, prueba actividades más intensas con las que ejercites especialmente el tren inferior: sal a correr, practica spinning, camina en cuesta y haz sentadillas.

Piernas en alto

Descansar es igual de importante que moverse para combatir la celulitis. El estrés es otro de los factores que influyen sobre ella, así que procura liberarte practicando deporte y desconectar de todo cuando llegues a casa. Una vez tumbada en el sofá, pon una almohada alta bajo tus gemelos. Descansar en esa postura también mejorará tu circulación.

Menos cafeína y más aloe vera

Las bebidas excitantes son las aliadas número uno de la celulitis. Si quieres reducirla, reduce también la cantidad de café. Cámbialo por un vasito de jugo de aloe vera puro y biológico, como Green Frog que, de forma natural, contiene vitaminas, aminoácidos y minerales que te harán sentir más vital y activa sin necesidad de cafeína.

Además, el aloe vera Green Frog facilita la metabolización de las grasas, por lo que ayuda a reducir la celulitis de manera natural.

Menos grasas y más verduras

La verdura siempre será tu gran aliada en la lucha contra la piel de naranja. Reduce el consumo de grasas, especialmente las saturadas, e incrementa el de verduras. Si haces ejercicio para quemar y luego no repones grasa, el resultado será una mejora considerable del aspecto de la piel de naranja.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *