3 trucos para proteger tus manos del frío

crema-manos

Las zonas del cuerpo que más sufren cuando entra el frío son el cutis y, sobre todo, las manos. Están constantemente expuestas a las agresiones externas, las lavamos cada dos por tres, usamos productos de limpieza sin guantes… Si quieres mantener unas manos bonitas y jóvenes, especialmente ahora que entra el frío, sigue estos tres trucos.

1. Hidratación y nutrición

En invierno es especialmente importante no solo que hidrates la piel de tus manos, también que la nutras en profundidad. Escoge una crema que cumpla ambas funciones y que también tenga efecto reparador para prevenir y tratar el agrietamiento, tan común en los meses invernales.

Vera Green Dermo Bio cumple estos criterios: su fórmula elaborada con jugo de aloe vera puro, arcilla blanca y cera virgen de abeja tiene efecto ultrahidratante y ultrarreparador. Además, se presenta en dos formatos: uno de 200 ml que sirve para todo el cuerpo y otro de 50 ml que puedes llevar cómodamente en el bolso.

Recuerda aplicarla después de lavarte las manos y antes de acostarte cada noche, para que sus componentes nutran tu piel durante toda la noche.

2. Tratamientos especiales

Además del cuidado diario, de vez en cuando es recomendable que te hagas un tratamiento de belleza especial. Puedes optar por una opción casera, que comience por una exfoliación para eliminar las células muertas. Si quieres, puedes elaborar un producto casero: mezcla aceite de oliva con sal y frota tus manos suavemente con ello. Luego, acláralas con agua templada (nunca caliente).

Después de la exfoliación, aplica una capa gruesa de Vera Green Dermo Bio, cubre tus manos con unos guantes de algodón y relájate durante, al menos, media hora. Después, quítate los guantes, elimina el producto sobrante con un pañuelo de papel y masajea tus manos para terminar de hacer penetrar el producto. ¡Un tratamiento de juventud exprés para tus manos!

3. Guantes

Es la solución mas obvia, y también la más olvidada. Ten claro que, cuando hace frío, no sirve solo meter las manos en los bolsillos. Igual que te pones un jersey, una bufanda y un abrigo, en cuanto entre el frío, debes ponerte guantes de lana cada vez que salgas a la calle.

Del mismo modo, cuando laves los platos o friegues, ponte guantes especiales. Los productos de limpieza son muy agresivos para la piel. Aunque creas que no, cada vez que lavas sin guantes, te estás cargando el pH de la piel de tus manos, por tanto, estás haciéndolas más vulnerables al frío y otras agresiones.

Recuerda, también, que debes cambiar tus guantes con regularidad.

¡Cuídate con nosotros!

Cremas Vera Green.

Jugos Green Frog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *